cuentos de los días sumergibles


Recortes

Primero crees que la soledad te gusta
tal vez aislamiento sea una palabra
más precisa
nunca se está sólo del todo
quieras o no,
en cualquier caso
te encanta.
Disfrutas de los finos y macabros placeres
de estar solo
en esa especie de agradable desorden
de la que eres propietario
donde sueñas sólo para ti.
Luego llegan mujeres
que te obligan a necesitarlas
y todo está bien.
Después te obligan a olvidarlas
aunque la sensación
de necesidad esté ahí
rondando como un fantasma
en busca de un alma
a la que maldecir.
Así que ni soledad ni compañía
son respuestas
para nada.

[ ]

XML